Despertando su interés por las aves

Una de las ventajas que tiene vivir entre montañas es que desde pequeña he estado rodeada de animales. Me encantan, y Aurembiaix apunta maneras. Reconozco que he crecido admirando a las golondrinas: en casa de mis abuelos hay varios nidos a los que acuden anualmente, ¡nunca fallan! Su llegada en primavera es motivo de sonrisas